mobile-menu

¡Felicitaciones!

Nursery® les da la bienvenida a todos los padres primerizos que esperan un bebé al viaje más maravilloso de la vida. Nuestra nueva sección de salud ofrece información y detalles que esperamos que puedan
disfrutar en los próximos
hermosos meses, durante
el embarazo y después
de que llegue su bebé.

Volver a casa con
su bebé

El hogar es donde reina la paz y la armonía, y con un recién nacido, caemos en la realidad. Su nuevo bebé le traerá tanto alegría como más que un manojo de nervios.

Mientras usted comienza a adaptarse, tenga en cuenta que las primeras actividades que requieren su atención son bastante básicas. Las actividades que todos los bebés realizan todo el tiempo son comer, dormir, orinar, hacer caca y, por supuesto, llorar.

Así que comencemos con la información sobre cómo atender estas necesidades esenciales con un cuidado afectivo y cariñoso.

Alimentar al bebé

Ya sea que lo alimente con el pecho o biberón, las primeras instancias de lactancia son maravillosas oportunidades para establecer un vínculo con su bebé.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pedatrics, AAP) recomienda lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida. La leche materna proporciona los mejores nutrientes para luchar contra infecciones y limita la exposición a posibles alérgenos.

Sin embargo, es posible que, para algunas mujeres, la lactancia materna no sea una opción u elección. Si las madres deciden utilizar leche de fórmula comercial, necesitarán agua para mezclarla. El agua Nursery® ofrece la solución óptima: agua destilada al vapor, disponible con o sin fluoruro agregado.

Durante las primeras semanas, los bebés que toman leche materna se alimentan cada dos o tres horas, y los bebés que toman leche de biberón, cada tres o cuatro horas. Se necesita paciencia y perseverancia para que usted y su bebé recién nacido entren en sincronía.

Trate de organizar su entorno antes de la alimentación. Siempre lávese las manos y limpie todos los accesorios que utilice. Tenga un vaso de agua, un teléfono u otros artículos esenciales cerca. Si necesita algo, sepa que siempre hay ayuda disponible. Los profesionales de la salud pueden aconsejarle cómo y dónde obtener ayuda.

Lo que entra
tiene que salir

Tendrá que cambiar muchos pañales. La frecuencia varía: los bebés sanos pueden orinar cada una hora o cada no más de tres o cuatro horas. El color de la orina debe ser amarillo claro. Infórmele a su médico si le cambia el pañal al bebé menos de seis veces por día o si nota un color diferente o un olor fuerte.

En cuanto a la materia fecal, en general, los pediatras no se preocupan por la cantidad de veces que defecan por día, sino por el patrón y por si el bebé tiene dificultades para defecar.

Todos los bebés son diferentes. Algunos defecan varias veces al día, mientras que otros bebés, perfectamente sanos, solo lo hacen una vez cada dos días o, incluso, una vez por semana. Registre el patrón de su bebé y, si el bebé experimenta dolor o dificultad, consúltelo con su pediatra.

El preciado arte de dormir

Por ahora, su bebé recién nacido dormirá la mayor parte del tiempo. En promedio, los bebés recién nacidos duermen 16 horas por día, pero en períodos cortos y no de un solo tirón.

La mejor posición para que duerman es boca arriba, en una cuna o un moisés que cumpla con todas las normas actuales de seguridad. Al principio, mantenga la cuna o el moisés en su habitación, al alcance de su brazo.

La recomendación de hace años de la AAP de que los bebés duerman boca arriba ha ayudado a reducir considerablemente la tasa del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) en los Estados Unidos.

Debido a que la manera más segura para dormir es boca arriba, permitir que el bebé duerma boca abajo de manera regular y bajo supervisión también es importante. A partir de las dos semanas aproximadamente, esta actividad puede ayudar a fortalecer la cabeza, el cuello y los músculos de los hombros, a la vez que evita que se formen áreas planas en la parte posterior de la cabeza.

Calmar a un bebé que llora según la enfermera Linda Ciampa

El llanto es la manera de comunicarse que tienen los bebés. Es normal. A veces, puede resultar abrumador, pero la mayoría de los bebés recién nacidos llorones responden a una o más de estas técnicas que han tenido resultados positivos durante mucho tiempo:

  • Coloque al bebé directamente sobre su pecho desnudo, piel con piel.
  • Establezca una rutina para darle un cálido baño seguido de un masaje suave.
  • Meza a su bebé, camine con él o colóquelo en un columpio bajo supervisión durante períodos cortos.
  • Háblele, cántele canciones de cuna o encienda un ventilador o una máquina que emita “ruido de fondo”.
  • Ofrézcale un chupón, su dedo limpio o el pulgar o puño del bebé para que succione.


Si su bebé recién nacido llora intensamente durante largos períodos y usted comienza a frustrarse, no dude en pedir ayuda.

Cuándo llamar al doctor

A todos los pacientes nuevos se les presenta la siguiente pregunta: “¿Debería llamar al médico?”. La respuesta simple es sí, cuando estén preocupados por la salud de su bebé.

A continuación, encontrará algunas de las circunstancias más comunes que requieren atención médica inmediata. Llame enseguida si ocurre lo siguiente:

when to call doctor newborn tempurature

El bebé recién nacido tiene una temperatura rectal de 100.4°F o más.

when to call doctor breathing

El bebé tiene dificultades para respirar o su piel se ha tornado azul.

when to call doctor stool

La materia fecal del
bebé recién nacido se torna roja, blanca o
negra (que no sean los primeros excrementos fetales negros).

when to call doctor cold cough vomiting

Su bebé tiene frío, tos o vómito persistentes.

when to call doctor fussy lethargic not waking

Su pequeño está inusualmente llorón, letárgico o no se despierta para alimentarse.

Seguridad de la silla de bebé para el automóvil

Su bebé recién nacido debe viajar en una silla de bebé para el automóvil en todo momento. Nunca lleve a su bebé en brazos cuando esté en la carretera.

La AAP recomienda que los bebés viajen en sillas con dirección hacia la parte trasera del automóvil hasta que tengan dos años. Una silla es perfecta cuando es la adecuada para su bebé y su vehículo, cuando se instala correctamente y cuando se utiliza de la manera adecuada cada vez que su bebé se encuentre en el automóvil. Es preferible no adquirir sillas usadas sin conocer su historia o sin que posean la etiqueta del fabricante con la fecha y el número de modelo.

El sitio web de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (National Highway Traffic Safety Administration) contiene amplia información acerca de la elección, instalación y utilización de sillas de bebé para el automóvil, así como también acerca de la retirada de productos del mercado. Visite la página http://www.nhtsa.gov/Safety/CPS.