mobile-menu

Carta de otoño de 2015

Si usted es un nuevo padre o madre, probablemente esté cansado, tal vez incluso agotado. Como enfermera del área de maternidad, a menudo bromeo con mis pacientes con falta de sueño y en trabajo de parto y les digo que no van a dormir nuevamente durante los próximos 18 años. Pero, en realidad, el agotamiento no es un tema para reírse.

En la conferencia de la Asociación de Enfermeras de Obstetricia y Neonatales por la Salud de la Mujer (Association of Women's Health, Obstetrics and Neonatal Nurses, AWHONN) de este año, el pediatra Harvey Karp habló de la conexión entre los bebés inquietos, la falta de sueño y la depresión posparto (postpartum depression, PPD). Explicó que entre el 15 y el 40 por ciento de las nuevas madres desarrollan PPD y que hasta un 50 por ciento de los hombres, cuyas parejas tienen PPD, también experimentan depresión.

Entonces, ¿qué puede hacer? Mientras que el Dr. Karp reconoce que su conocido sistema de las "5 eses" tal vez no sea una cura milagrosa, pero en la mayoría de los casos puede representar una ayuda. Él describe cinco pasos específicos para ayudar a calmar a un bebé que llora:

  • "Swaddling": envolverlo con mantas
  • "Stomach o side-lying": recostarlo sobre el estómago o de costado (mientras lo sostiene, no cuando duerme)
  • "Shushing": hacerlo callar
  • "Swinging": balancearlo de un lado a otro
  • y "Sucking": dejarlo succionar

El Dr. Karp sostiene que estas técnicas se convierten en un "reflejo calmante" y calman a los bebés inquietos. Estos métodos se han utilizado durante miles de años, pero su exitoso libro de 2002, The Happiest Baby on the Block (El bebé más feliz de la cuadra), proporciona una guía paso a paso que hizo que las "5 eses" pasen a ser parte del vocabulario de los nuevos padres.

En la conferencia de AWHONN, me sorprendí al ver un video presentado por el Dr. Karp que muestra a un padre calmando a un bebé muy inquieto, usando las "5 eses". El padre envolvió al bebé, lo levantó y lo abrazó fuerte recostándolo sobre un lado, lo balanceó, le permitió que succionara su dedo y lo hizo callar, susurrándole en el oído. ¡El bebé dejó de llorar en cuestión de segundos!

He sabido acerca de las "5 eses" desde hace un tiempo, pero no me había dado cuenta de que los bebés pueden necesitar todas las cinco eses a la vez o una combinación de las mismas. También es importante que los padres reciban una orientación precisa sobre exactamente cómo realizar las técnicas para ser efectivos. Si se encuentra en un ciclo de agotamiento o su bebé está inquieto, ofrézcale un alimento, un cambio de pañal y pruebe alguna o todas las "5 eses".

Sin embargo, tenga en cuenta que no importa cuánto se esfuerce, puede haber momentos en que nada parece funcionar. Esto puede ser extremadamente frustrante y agotador. Si este es el caso, o si se siente triste, ansioso(a) o abrumada(o), pida ayuda a su familia, a sus amigos o a su proveedor de atención médica. A veces, los nuevos padres necesitan un poco más de ayuda, y otras veces mucha. No tenga miedo de pedir ayuda. La paternidad debe ser una experiencia de gozo y, a veces, solo un poco de descanso puede hacer una gran diferencia.

Saludos,

Linda Ciampa, enfermera titulada